Los rompecorazones

Entonces pude atravesar su fría mirada, pude cruzar sus cristalizadas pupilas, miré más allá de lo que ella me lo permitió, la descubrí, sentí todo el calor que guardaba dentro, sentí el dolor que la atormentaba cada día, vi cada lágrima que su melancólica alma derramó, pude conocer todo lo que era por dentro de ese armazón, ese muro que había construido después de tantas decepciones, ella me abrió sus puertas y me convirtió en su guardián; nunca la defraudaría, jamás se me cruzaría el herirla. ¿En qué momento nos convertidos en aquello que dijimos nunca seriamos? Todos somos unos...

La vida

He sentido el amor, he sentido la soledad, he sentido el desprecio tras el espejo, he sentido tantas emociones juntas que ya nada queda en mí. Ahora creo en todo y al mismo tiempo en nada, me siento frágil, insensato y terco, estoy aparcado bajo la sombra del árbol de mi vida, siento que ya nada es. Las lágrimas rodean el rostro que unos minutos reía, la tristeza viste a quien desbordaba alegría. ¿Cómo poder explicar aquello que se siente? ¿Cómo se puede explicar aquello que destroza e hiere? No sé qué sentir, tiemblo, lloro, me odio, me amo, todo...