Sentimiento incinerado

¿Cuánto estamos dispuestos a sacrificar? Ello me preguntaba cuando me destruías y con una palabra me volvías a dar aliento. ¿Cuánto más esperaré a que te decidas? He decidido no sacrificar más, he decidido que ya no entras en mi vida, no he pasado la hoja, he quemado el libro.

Últimamente sólo anduve buscando excusas para dejarte en mi vida, excusas para ocultar tu desprecio; últimamente no hacía más que culparme por no aceptar tus términos, por simplemente no ceñirme a tus necesidades.

¡Desperté! He estado perdiendo mi tiempo con personas equivocadas, mal gastando mi amor por quienes ya son sólo pedazos, esperanzas perdidas, náufragos en el mar de la incredulidad y desconfianza; no cargaré más cruces ajenas, no caminaré más junto a tus pesares.

Por: Edson Andrés Londoño

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *