El viaje

El viaje requiere un equipaje ligero, no hay espacio para ti, no hay cabida para tus recuerdos, me pesan en el alma, melancolizan mi vida.

Hoy no quiero mirar atrás, no quiero más cuestionamientos, hoy dejo huellas, te dejo de lado, hoy te dejo en el pasado, aquel lugar al que perteneces. Ya he caminado por suficientes vidrios rotos, es tiempo de decir adiós, te dejo con un nudo en la garganta, no te miento, he herido mi alma por mucho tiempo, me he torturado al no dejarte ir, me he atormentando guardándote en mi mente y corazón.

He de decir que convertiste mis deseos en dolor, siempre pensé que algo mejor habría de llegar, nunca sucedió, una montaña de cemento aplastó mi utópica realidad, traías más espinas de las que pensé, mis lastimadas manos no pudieron sostener el sueño que alguna vez soñé. Adiós, te dejo aquí, vuela alto, más nunca vuelvas, que la vida cambie tu vida y que otra vida llegue a la tuya.

Por: Edson Andrés Londoño

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *