Mirada al abismo

Nunca me he caracterizado por ser una persona interesante, más bien soy un tipo simple, de gustos simples, básico en muchos aspectos; soy bajo, de hombros caídos, encorvado, ojos cafés que reflejan una mirada ida, mejillas colgando, cabello castaño y alborotado, que para colmo de males ha empezado a abandonarme. Nunca he sido de muchos amigos, bueno… nunca he sido de amigos, siempre trato de sonreír, de lucir amable, tal vez así no se me juzgará apresuradamente y aunque parezca que no me importara la verdad es que cada mirada de desprecio, cada rechazo, cada gesto odioso cala en mí,...