Inicio infinito

Siempre he odiado los finales inconclusos, esos que te dejan con zozobra, con un nudo en la garganta. Siempre he odiado esos finales que no se leen como finales, aquellos finales forzados, de esos que quedan en puntos suspensivos, aquellos que dejan el faro encendido, esos que te destrozan y te avivan al mismo tiempo, esos que queman y alivian. Siempre he odiado a las personas que se convierten en lo que tú eres para mí. He de decir que con el tiempo te has convertido en un no final, de esos recurrentes, un círculo en el que me paseo...

No más

Me odio, odio cada parte en mí, odio el maldito reflejo que se posa en el espejo cada que estoy  frente a él. Odio todo en mí, odio mis pensamientos, desprecio mis emociones. Me he cansado de andar a la deriva, me he cansado de caminar. Odio el sentimiento de vacío que cada mañana tengo en el pecho, odio tener que fingir una maldita sonrisa, odio no poder decirles cuantos les odio, odio aparentar que todo está bien, les aborrezco a todos y cada uno, me producen nauseas, no les soporto, odio sus malditos saludos hipócritas, odio sus malditas sonrisas...

Rendición

Me he cansado del amor, cansado estoy de aquel tortuoso sentimiento. He creído sentirlo, cuan más cerca he pensado estar de él, cuando creo que todo es perfecto, la vida me recuerda que aquella utopía no es más que eso, un imaginario que había creado entorno a alguien que no será aquello que idealicé. Me he cansado, me he cansado de los interrogatorios, de los argumentos banales para retener, de las conversaciones forzadas, de la atención fingida. Me he cansado de ser quien espera, me he cansado de las caminatas en silencio, de los “te quiero” sin acciones, esos que...