Acerca de mí

La gente siempre se ve atraída por este primer nombre, no es de lo más común, pero sí, es el mío, obsequiado por mi padre, hombre amante del futbol. Él no halló mejor forma de homenajear al jugador que por mucho tiempo dio alegrías a sus días, el gran Pelé; pero como si el destino tratara de jugarle una buena broma nunca fui bueno con la pelota.

Todos tenemos sueños de niños y el mío era ser astronauta, luego vamos creciendo y vamos cambiando de pensamientos, pasé por una infinidad de futuras profesiones, actor, bailarín, pintor, chef, bombero, escritor… cuan cantidad de sueños guarda la inocencia, y ahora después de algún tiempo trato de ejercer una.

Tengo que decir que amo escribir, me declaro empedernido fan del amor y la decepción, sin el uno no se puede existir y sin el otro no se comprende el valor de dicha existencia. Ando con dolores en el corazón y los extraigo escribiendo.