Caídos

El día transcurría de lo más normal, aquella mañana había ido al gimnasio, luego por unas compras y después a casa; el sol, con pequeños destellos acariciaba a los transeúntes, todo parecía seguir su curso, nada fuera de lo normal, era otro día más en la ciudad. Ahora mismo puedo divagar entre los recuerdos que me quedan antes de lo sucedido, conversaciones atiborran mi mente, se oía por todo lado que una crisis azotaba el continente asiático, una epidemia se vivía al otro lado del mundo; por ese tiempo yo pensaba, con frialdad y sosiego, que no habría porqué preocuparse,...